Los móviles cassettes

walkmanSe acerca una moda de las que me hacen sentir viejo y anticuado, que me estoy volviendo un gruñón, que ya no estoy en la onda.

Me refiero a los adolescentes que van andando por la calle con la música de sus móviles sonando alto. Sí ahora ya teníamos que soportar a los “quillos” con sus coches con las ventanillas bajadas en pleno enero y el chumba chumba a todo trapo, ahora toca aguantar a los niñatos con sus canciones sonando en los móviles como si fuesen radios. Se convierten en altavoces andantes, y las calles en una cacofonía de músicas a cual mas hortera.

Recuerdo que sobre el 1989, estando yo viviendo en Edinburgo, en casa de Felipe Saldarriaga y Rebecca, Felipe me hablaba que no entendía a los jóvenes que usaban los Walkman, que le parecía que se perdían los sonidos de la naturaleza, de la ciudad, de la vida básicamente. Que se alienaban. Los walkman se volvieron cada vez más pequeños, los cascos se volvieron auriculares, aparecieron los iPods, pero la música que reproducían solo la escuchaba el propietario del dispositivo, sin joder a nadie, por muy fuerte que pusiese el volumen.

Ahora esta regla se ha roto, la música pasa del dominio privado al público, y todos tenemos que sufrir esas canciones pasteleras, los reggetones y el makineo. Y a mi eso me puede… lo siento, no soporto que me obliguen a oír esas canciones una detrás de otra, y lo peor es que no le encuentro un sentido a esa moda… supongo que por viejo…

Seguro que ahora Felipe agradecería los cascos del walkman, no para escuchar música, sino para no oírla… seguro

0 respostes
  1. warper says:

    Lo peor de todo es que cuando vas y les dices que lo paren encima se te rebotan. El otro dia lanzé un mobil de un reguetoniano por la ventana. Y me sentí bien. Curiosamente la gente del vagón de tren me respaldó y el chavalín se bajó indignado en la siguiente parada. Katún katún, katún katún.

  2. Tecnorama says:

    Ah, o sea, es algo habitual…
    Yo es que se lo había visto a un mozalbete del pueblo, pero como el chaval es medio lelo no le había hecho mayor caso…

Deixa una resposta

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *