Por los pelos…

De una conversación con un cliente esta mañana me ha surgido una pregunta existencial. Hablábamos de vacaciones, edad y efectos de los mismos….

Por qué con la edad se nos cae el pelo de la cabeza pero por el contrario crece el de las orejas, la nariz, las manos, la espalda… no sería más lógico que puestos a perder pelos, quedásemos pelones y suaves como el culito de un bebé?

1 resposta

Deixa una resposta

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *